Dos historias de emprendedores

362
Ilustración: Pixabay.

Sticker Giant y Big ML, cada una en su sector, comenzaron como tímidas ideas y llegaron a consolidarse como prósperos negocios. He aquí sus entretelones.

Fabiana Culshaw / Abril-junio 2017


Los emprendimientos resultan de iniciativas empeñadas en hacerse realidad, como sea y donde sea. Tales son los casos de Sticker Giant, una empresa de producción de etiquetas y calcomanías, y Big ML Inc., dedicada a los servicios de inteligencia artificial, ambas ubicadas en Estados Unidos. Mucho en común tienen estas dos empresas. Ambas fueron fundadas por profesionales con visión, se consolidaron luego de no pocos tropiezos, confían en su gente y se basan en las nuevas tecnologías para desarrollar sus negocios.

 

Sticker Giant: a pasos firmes

Esta empresa produce entre 35 y 40 millas de calcomanías y etiquetas a la semana (todo un récord) para 50.000 clientes en territorio norteamericano. Se usan para botellas de bebidas y empaques de alimentos, por ejemplo. De una inversión inicial de 150.000 dólares en 2000, pasó a 1,4 millones de dólares de ventas al mes en 2018. Entre sus clientes están Starbucks, Neiman Marcus, UPS, Google y Facebook.

La historia comenzó cuando John Fischer —fanático desde niño de las calcomanías— decidió crear una que decía «He is not my President», en plena campaña electoral del año 2000 en Estados Unidos. Eran unas elecciones controvertidas, no solo por reñidas sino también porque tenían en ascuas a los ciudadanos. Finalmente ganó George W. Bush, aunque Al Gore recibió el mayor número de votos (paradojas del sistema electoral). Las calcomanías, por su gracia y oportunidad, tuvieron impacto (¡Fischer vendió 30.000 por internet!) y, lo más importante, fue el germen del negocio que haría crecer después.

En un principio Fischer hizo todo solo: desde tomar los pedidos hasta concretar las ventas de unas calcomanías que imprimían terceros. Luego contrató a algunas madres de la zona para que, en trabajos de media jornada, lo ayudaran a procesar los pedidos y a ensobrar. Su esposa, Alexandra, también se sumó a la tarea. Al poco tiempo —todo fue muy rápido— compró equipos HP para imprimir etiquetas y calcomanías, y sumó gente a su empresa, que hoy la integran 52 personas.

Sticker Giant ha recibido varios reconocimientos, que incluyen haber sido parte de las mejores 25 empresas pequeñas de la revista Forbes. En entrevista para Debates IESA dijo sonriente: «Quería ser el Amazon de las calcomanías. Y pienso que lo logramos». Y agregó:

Existen más de 3.000 compañías dedicadas a la impresión en mi país, pero muchas no se concentran en etiquetas y calcomanías, sino que ofrecen más productos. No usan internet como verdadera herramienta de mercadeo. Tienen estructuras grandes que enlentecen la respuesta al cliente. La clave de Sticker Giant es la simplicidad: focalizarnos más, utilizar pocos materiales y lograr una producción rápida.

 

BigML y su e-learning

El español Francisco Martín es otro caso que merece destacarse. Este doctor en inteligencia artificial no instaló su negocio en su país de origen, sino en Estados Unidos: «Es la cuna mundial del emprendimiento y de la tecnología», dice Francisco.

En 2011, cuando apenas se hablaba de aprendizaje automático (machine learning), excepto en entornos académicos y en compañías de avanzada, Martín fundó Big ML en Corvallis, Oregón. «Fuimos pioneros, siempre con un perfil didáctico con los clientes. Desde el inicio les mostramos que se pueden automatizar procesos y hacer predicciones inteligentes con sus bases de datos en cuestión de segundos», comenta Martín para Debates IESA.

El éxito de Big ML radica, al igual que el de Sticker Giant, en tener una estructura liviana (son 32 personas), que le ha permitido competir en precio. «Llegamos a un mercado de las pymes con más facilidad que IBM, Microsoft o Google», explica. De comenzar con servicios prácticamente experimentales, Big ML atiende hoy a más de 50.000 clientes en sesenta países; entre ellos, Pfizer, Claro, Santander, Compliance & Risks y Avast. Además, Martín tiene más de diez patentes registradas.

 

Mucha convicción

Sticker Giant y BigML se han convertido en empresas sólidas. ¿Cómo? Se concentraron en una idea y destinaron sus recursos a hacerla realidad. No hay recetas mágicas. Lo que hubo fue convicción… y mucha.


Fabiana Culshaw, periodista y psicóloga empresarial / fabianaculshaw@hotmail.com