Inversiones en tecnología: volátiles, pero interesantes

468
Ilustración: Gerd Altmann / Pixabay

Los inversionistas con horizontes de inversión de largo plazo deben familiarizarse con las nuevas opciones de inversión en el mundo de la tecnología. Sus retornos son volátiles, pero pueden ser muy interesantes.

Carlos Jaramillo / 1 de agosto de 2019


 

A los nuevos inversionistas se les recomienda seguir el desempeño de los precios de una serie de títulos financieros, independientemente de que los tengan en sus carteras de inversión. El propósito es que tales títulos les ayuden a construir un contexto para entender información esencial sobre el rendimiento, la liquidez y la volatilidad de los mercados. Entre tales activos «emblemáticos» se encuentran el treasury a diez años y los fondos de inversión que replican los índices S&P 500, S&P 600 y S&P 400, como representantes de los sectores accionarios de alta, baja y mediana capitalización, respectivamente, en el mercado accionario estadounidense.

A esta lista debe incorporarse un nuevo título: el BlackRock Science and Technology Trust II (ticker: BSTZ), un fondo closed-end lanzado a finales de junio de 2019 por el gestor de inversiones BlackRock. Este instrumento y las acciones del conglomerado japonés Softbank Group (ticker: SFTBY) llenan un importante vacío en el menú de opciones de inversión en nuevas tecnologías, sector donde hay muy pocos vehículos de inversión a los que tengan acceso pequeños inversionistas para apostar al éxito de nuevas compañías en robótica, inteligencia artificial o internet de las cosas.

BSTZ tiene como estrategia invertir en empresas de este sector y producir beneficios mediante la apreciación de capital, los eventuales pagos de dividendos y la venta de opciones call sobre empresas que forman parte de esta cartera de inversión. En su oferta inicial, BSTZ levantó efectivo por el orden de 1.600 millones de dólares, representados por 75 millones de acciones que transan en la Bolsa de Valores de Nueva York; tiene costos de manejo de 1,25 por ciento (remuneración de los asesores de inversión) y gastos asociados de 1,35 por ciento del valor de sus activos, lo que le califica como un vehículo de inversión relativamente costoso. Los inversionistas noveles deben recordar que esta es, también, una inversión riesgosa.

En sus primeros veinte días de funcionamiento invirtió el veinte por ciento de los recursos captados en acciones de Estados Unidos (13,76 por ciento), China (2,21) y Brasil (1,07). El resto (79,43 por ciento) se mantiene en efectivo y en productos derivados, mientras se concretan oportunidades de inversión. Sus principales inversiones se encuentran en acciones de Micron Technology Inc, Linx Sa, Twilio Inc, Atlassian Corp Plc, Iac/Interactivecorp, Zendesk Inc, Realreal Inc, Spunk Inc, Surveymonkey Inc, Wix.Com Ltd.

El propósito de esta columna nunca ha sido recomendar títulos en particular, pero sí aprovechar la información que producen estos instrumentos para ilustrar conceptos y explicar tendencias. Aunque no se adquiera este título vale la pena seguir su desempeño, para ver cómo evoluciona la valoración de este sector. Además, conocer compañías que forman parte del fondo, y eventualmente saldrán a bolsa, permite apreciar los impactos de hechos noticiosos como la guerra comercial chino-estadounidense en la valoración del sector tecnológico.

En un mundo de bajas tasas de interés, con expectativas de una posible corrección de precios en el mercado accionario estadounidense en los próximos dos años y un magro rendimiento esperado en el mercado accionario, los inversionistas con horizontes de inversión de largo plazo deben familiarizarse con las nuevas opciones de inversión en el mundo de la tecnología. Sus retornos son volátiles, pero pueden ser muy interesantes.


Carlos Jaramillo, director académico del IESA.

Este artículo ha sido publicado en alianza con Arca Análisis Económico.

Suscríbase al boletín de novedades aquí.