Concluir el embalse del río Cuira es la solución al déficit de agua en Caracas

806
Tubo de conexión del sistema Tuy IV expuesto en la Plaza Caracas en el año 2011. Fuente: Correo del Orinoco.

Las obras del embalse del río Cuira —parte del inconcluso sistema Tuy IV— están paralizadas. Eso implica un riesgo para el suministro sostenible del agua para el setenta por ciento de la población de la Gran Caracas.


Dotar de agua al Área Metropolitana de Caracas de manera sostenible sigue siendo uno de los grandes retos de la ingeniería venezolana, y uno de los mayores pasivos en materia de prestación de servicios públicos. Para Mario Mengual Fernández, ingeniero hidráulico y docente, una obra crítica que debe concluirse es la aducción entre el río Cuira y la estación de bombeo No. 41, que forma parte del inconcluso sistema Tuy IV. Esta aducción permitiría aprovechar al máximo la capacidad del embalse del Cuira, que se calcula en más de 9.000 litros por segundo.

En una conferencia del curso Agua y Saneamiento, del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), Mengual Fernández explicó con lujo de detalles las complejidades técnicas de esa obra, que radican, fundamentalmente, en lograr un sistema adecuado de protección de la tubería. El proyecto tendría un costo entre 1.000 millones y 1.500 millones de dólares a valor actual, y no debe detenerse porque, a juicio del experto, «esta es la única garantía real de mantener un suministro suficiente para, por lo menos, setenta por ciento de la Gran Caracas», aunque admite: «No tengo claro si se podrán conseguir estos recursos en el corto plazo».

Mengual advierte que la obra está paralizada y hay un proyecto válido para una porción de la tubería, en medio de debates sobre aspectos técnicos, debido a las dificultades que plantea la topografía del área y las condiciones en las cuales habría que emplazar la tubería. Los responsables del suministro suficiente y eficiente de agua para Caracas

… no pueden dormirse en los laureles; por supuesto que no. Hay que seguir acometiendo el famoso Tuy IV; es decir, volver a completar la tubería de Taguaza hasta la estación de bombeo 41, construir la aducción desde el embalse del río Cuira, ponerse de acuerdo con los proyectos de las presas. Finalmente, todo se reduce a definir qué se va a hacer, porque no olvidemos algo: no hay ninguna presa en Venezuela que haya tardado menos de cinco años.

Mengual puso en perspectiva histórica las dificultades que se han vencido para llevar agua a Caracas, una tarea nada sencilla por la ubicación de la capital. Este esfuerzo data de 1956, cuando comenzaron las obras del sistema Tuy I.

Lamentablemente no ha habido una planificación estratégica basada en un amplio acuerdo político para garantizar la continuidad de las obras hasta el Tuy IV, que aún sigue incompleto. En el caso del aprovechamiento del caudal del río Cuira, ubicado en el municipio Acevedo del estado Miranda, se propuso la construcción de un embalse con una capacidad de extracción de 21.000 litros por segundo mediante una aducción hasta la estación de bombeo No. 41, que, con una red de tuberías de 72 kilómetros de extensión, terminaría por conectar con el Tuy III.

El avance del Tuy IV es un misterio. Sobre las obras de aducción del Tuy IV no se tiene una programación clara. Inicialmente, el proyecto se manejaba de una forma excelente en 2014-2015, a través de la unidad ejecutora, con la empresa brasileña Camargo Correa. En ese momento cambiaron a una empresa china. Hay una buena parte construida; lo importante es que haga la obra completa hasta conectar con Taguaza para aprovechar plenamente la capacidad de suministro.

La primera opción es recuperar la infraestructura existente de los sistemas Tuy II y III en sus puntos vulnerables, para optimizar una red que hace veinte años daba más de 17.000 litros por segundo a Caracas, la cual tiene importantes deficiencias que lastran su capacidad de suministro.

Mengual Fernández aclaró que esta línea de acción no será suficiente ni es una solución definitiva: «Estaríamos mucho mejor, pero tenemos que concluir el Tuy IV. La verdad es que estamos a muchos años de poder usar la capacidad del embalse proyectado en el río Cuira». Las advertencias sobre la situación complicada de los sistemas de suministro de agua a Caracas se multiplican. Voces expertas, como la de Mengual Fernández, sostienen la necesidad de recuperar la gestión del sistema y buscar los recursos, con urgencia, para acometer las obras de rehabilitación y construcción de infraestructura pendiente ante una creciente presión de demanda.

El sistema Cuira es la verdadera solución, no la red desde Camatagua; por eso esta obra no se puede parar. Hay que concluir este embalse, cuya capacidad efectiva de suministro sería superior a 9.000 o 9.500 litros por segundo.


Érika Hidalgo López, periodista.

Vea en este enlace la videoconferencia completa.