Guía práctica para surfear las olas del mercado

837
Fotografía: Pressfoto / Freepik.es

La construcción de una cartera basada en la incertidumbre es una buena forma de prepararse para cualquier eventualidad. Además, es importante que se sienta cómodo con esa cartera ante las situaciones que experimente el mercado.

José Miguel Farías / 19 de septiembre de 2020


 

Aunque los principales índices accionarios se han recuperado de la caída experimentada al comienzo de la pandemia, las perspectivas de la economía son todavía inciertas. El comportamiento eufórico de gran parte de los agentes del mercado pareciera rayar en la irracionalidad. Por lo tanto, decidir cómo hacer uso del capital en estos momentos es más difícil que de costumbre, y requiere prestar atención a algunos asuntos importantes.

 

Hay que centrarse en los negocios

Intentar predecir cómo evolucionará la economía es una tarea prácticamente imposible. El inversionista necesita centrarse en lo que realmente puede controlar: su estrategia y sus emociones.

Una estrategia de inversión siempre efectiva consiste en analizar las acciones como parte de un negocio. Este enfoque proporciona una guía centrada en conseguir empresas que estén en una posición financiera sólida para ajustar sus operaciones en un mundo donde el cambio es probable que sea una constante.

La inversión se centra en la compra de una pequeña parte de un negocio que tiene potencial para ganar valor a largo plazo. Por lo tanto, pasar la mayor parte del tiempo analizando los negocios y sus perspectivas podría ser un uso eficiente del tiempo. Este sencillo enfoque podría ser particularmente beneficioso en este momento.

La débil perspectiva de la economía global puede significar que algunas compañías en industrias con futuros inciertos deberán luchar muy duro solamente para sobrevivir. Los inversionistas cuyas participaciones tengan fundamentos sólidos —foso económico amplio y bajo apalancamiento— podrían partir con ventaja al posicionar sus carteras de manera más eficaz para obtener ganancias a largo plazo.

 

Manténgase dentro de su círculo de competencia

Es relativamente fácil para un inversionista tener un conocimiento básico sobre varios sectores de la economía. Pero esto puede tener un valor limitado durante un período económico incierto: puede ser insuficiente para identificar las oportunidades de inversión más atractivas. Una mejor idea sería dedicar tiempo y esfuerzo a un número reducido de sectores para obtener un conocimiento más profundo, que podría dar una ventaja competitiva y mayor capacidad para identificar oportunidades de inversión atractivas por su relación riesgo/retorno.

Esta idea fue prácticamente patentada por el legendario gestor de fondos de Fidelity Investments, Peter Lynch, con su famosa frase: «El inversionista no profesional puede ganarle al profesional usando simplemente la información a su alcance». Lynch hacía un llamado a los inversionistas particulares: en industrias que conocieran, podían ver los cambios antes de que llegaran a Wall Street. Este conocimiento también puede ayudar a evitar empresas que parecen atractivas, pero tienen problemas que puede detectar un inversionista con conocimiento profundo del sector en el que operan.

 

Gestionar el riesgo

Evitar riesgos no es fácil. Incluso la tenencia de activos de menor riesgo, como el dinero en efectivo, implica el riesgo de que el rendimiento sea inferior a la inflación a largo plazo. Por lo tanto, una estrategia más útil consiste en gestionar los riesgos que enfrenta el mercado, en lugar de evitarlos.

La mejor manera de evitar riesgos exorbitantes es posicionarse en las compañías que quisiera tener para toda su vida. Hay que comprar acciones como si solo tuviese una tarjeta con veinte oportunidades de compra, y no caer en la manía de comprar acciones como si fuesen tickets de lotería. Si tiene una visión empresarial del proceso de inversión, e incluso considera que luego de su compra el mercado va a estar cerrado por diez años, será más cuidadoso y selectivo al usar su dinero.

 

Construcción de una cartera «basada» en la incertidumbre

¿Qué significa construir una cartera basada en la incertidumbre? Warren Buffett y Charlie Munger, en las asambleas de accionistas de Berkshire Hathaway, han aportado algunas ideas al respecto. Por ejemplo, ambos han expresado que solo serán dueños de compañías capaces de existir dentro de veinte o treinta años. Son empresas que tienen una ventaja competitiva duradera y una reputación confiable. Con estas cualidades deberían ser capaces de funcionar bien en todos los entornos económicos.

Nadie sabe realmente cómo será el futuro. Podría enfrentar la perspectiva de una recesión económica mundial, o no. Pero prepararse para ambos escenarios es la mejor manera de no quedar atrapado. Encontrar empresas con una clara ventaja competitiva y poco endeudamiento puede ser, con mucho, la forma más sencilla de surfear las olas del mercado.


José Miguel Farías, gestor de fondos de Arca Asset Management y gerente de Mercado de MasValor Casa de Bolsa, S.A. Twitter: @Jmfariasu