Los líderes de las patentes de inteligencia artificial

147
Ilustración: Gordon Johnson / Pixabay

IBM, Microsoft, Toshiba, Samsung y NEC encabezan la lista de mayor número de solicitudes de patentes vinculadas con la inteligencia artificial.

Fabiana Culshaw / 15 de julio de 2019


 

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) las solicitudes de patentes vinculadas con inteligencia artificial han aumentado significativamente en el mundo a partir de 2013. Desde ese entonces, la tendencia se ha acentuado. El informe «Tendencias de la tecnología» de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) revela que se han presentado cerca de 340.000 solicitudes de patentes en este campo desde 1956 (año en el que se acuñó la expresión «inteligencia artificial») a 2016 (fecha del más reciente informe de la OMPI en esta materia).

IBM lidera el número de solicitudes de patentes en inteligencia artificial (8.290) en 2016, seguida por Microsoft (5.930), Toshiba (5.223), Samsung (5.102) y NEC Corporation (4.406). Estas compañías son solo algunas de las muchas que invierten y se desviven por desarrollar investigaciones y lanzar productos innovadores en el mercado internacional, a cual más llamativo desde el punto de vista tecnológico y por la diversidad de sus áreas de aplicación.

 

Cinco a la cabeza

IBM, con sede en Nueva York, es una de las líderes de tecnología que concentra más patentes de invención en Estados Unidos. Cuenta con doce laboratorios y sus investigadores han recibido cinco premios Nobel, cuatro premios Turing, nueve medallas nacionales de tecnología (NMT) y cinco medallas nacionales de ciencia (NMS).

Este año IBM invertirá 2.000 millones de dólares para ampliar su negocio de hardware en inteligencia artificial y para dotar un centro de investigación en la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY). Por su parte, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que la gobernación aportará 300 millones durante cinco años para la compra y la instalación de equipos para ese centro. Además, IBM y el estado de Nueva York invertirán 55 millones para financiar programas de inteligencia artificial en el sistema universitario estatal.

Microsoft ha definido como su punta de la lanza precisamente la inteligencia artificial en nuevas plataformas, aplicaciones y aceleradores de transformación digital para empresas. Este año invirtió 2.750 millones de dólares en Databricks, empresa emergente que produce software de inteligencia artificial. También está concentrada en la investigación sobre realidad virtual, realidad aumentada y holoportación (teletransportación virtual de personas y objetos). En este momento la NASA está probando el sistema de holoportación de Microsoft.

Japón se luce con Toshiba, empresa con sede en Tokio, que se ha adquirido otras compañías de ingeniería e industria primaria, e innovado en autos eléctricos. Actualmente Toshiba desarrolla nuevos sistemas de conducción autónoma y asistencia al conductor. También está dedicada a utilizar la inteligencia artificial en edificios, mediante sensores que permiten maximizar la eficiencia en los sistemas de iluminación y climatización.

Samsung ocupa el cuarto lugar de la lista de la OMPI; y no es para menos, porque desde su fundación en 1938 se ha expandido a los más diversos sectores y se la considera uno de los grandes impulsores de la transformación económica de Corea del Sur. De hecho, el ingreso de Samsung representa el 19 por ciento del producto interno bruto de ese país. En sus modelos Galaxy, Samsung ha lanzado sistemas tecnológicos de inteligencia artificial, tales como reconocimiento de voz, smart scroll y smart pause. En 2016 lanzó Bixby, un asistente de voz inteligente que compite con Siri, Google Assistant y Alexa.

El año pasado Samsung invirtió 150 millones de dólares en empresas emergentes y de inteligencia artificial. También abrió cinco centros de estudio e innovación centrados en inteligencia artificial y en las redes 5 G en Reino Unido, Canadá y Rusia, que se suman a los que tiene en Corea del Sur y Silicon Valley.

En el quinto lugar se encuentra NEC Corporation, empresa japonesa de tecnología y dispositivos electrónicos que actualmente está volcada a la ciberseguridad, infraestructuras hidroeléctricas, acueductos y aeropuertos. En 2018, NEC y Google incorporaron inteligencia artificial en redes de cables submarinos de más de 10.000 kilómetros. A la fecha avanza, en alianzas con otras compañías, para mejorar la implantación de servicios de inteligencia artificial, con plataformas complejas de manejo de grandes cantidades de datos. También se unió a Transgene, dedicada al tratamiento del cáncer, y ha empleado avances de la inteligencia artificial en el campo de la medicina.

Mientras que Estados Unidos y el mundo asiático deslumbran con invenciones que van más allá de lo imaginable (Europa, por ciento, tampoco se descuida), en América Latina la realidad es muy distinta. No hay tantas inversiones en investigación y desarrollo; menos aún en inteligencia artificial y menos aún en la caótica Venezuela. Ni qué hablar.


Fabiana Culshaw, periodista y psicóloga empresarial / fabianaculshaw@gmail.com